El Cusco y la Provincia de Quispicanchi

El Cusco y la Provincia de Quispicanchi


Nuestro recorrido comenzará en el Templo de la Compañía de Jesús, situado en la Plaza Mayor de la capital arqueológica de América.

El Cusco, una de las ciudades más importantes de nuestro país, está situada a 3350 m.s.n.m, y su población según el censo del año 2007 es de 348 935 personas. Se configura en un medio natural excepcional, toda la ciudad se encuentra rodeada de montañas y mágicas cordilleras. La del Ausangante, una de las más importantes, marcará nuestro trayecto hacía los otros templos de la ruta del Barroco.

En la ciudad se dan continuamente todo tipo de festividades vinculadas a la tradición, la religión y la patria. En cada uno de sus distritos podremos ver durante todo el año danzas y tradiciones típicas de nuestra región. La fiesta de más importancia y de mayor relevancia es la del Inti Raymi o fiesta del Sol, celebrada el 24 de Junio en el solsticio de invierno, en honor al padre Sol, dios Tutelar del imperio de los Incas.

Otra fiesta de absoluta importancia en el Cusco, es la festividad de Corpus Christi. Suele ocurrir en el mes de Junio y es fiesta movible. Además de la sagrada hostia consagrada son catorce los santos que salen, como catorce son los Inkas del Tawantinsuyo. Los siete proto históricos y los siete históricos.

En el ciclo de esta fiesta y dos días antes del Corpus, tiene lugar la festividad del Señor de Qoyllorit’i en la rinconada del nevado del Sinakara, distrito de Ocongate (Quispicanchi). Miles de peregrinos organizados en comparsas de danzantes acuden a esta peregrinación. Esta festividad ha sido declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco. En la mentalidad local se debe acudir al Señor durante tres años consecutivos. Compartir esta festividad es vivir una experiencia inolvidable espiritualmente.

Salvo los meses de Diciembre, Enero, Febrero y Marzo donde llueve fuertemente, la ciudad presenta un permanente cielo azul, invitando a sus visitantes a descubrir los rincones de sus pequeñas calles tomando un paseo a pie. El Cusco antiguo se recorre muy fácilmente y la calidez de nuestra gente le ayudará a descubrir muchos de los tesoros que se encuentran dentro de sus barrios tradicionales.

A pesar del sismo de 1650, donde gran parte de la arquitectura de la ciudad fue afectada, se ha sabido mantener la escala y proporción de la ciudad antigua. Recorriendo alguna de sus calles como la de Hatun Rumiyoq (muy cerca a la plaza mayor), donde se encuentra la famosa piedra de los doce ángulos, o las de Santa Catalina, estrecha y ancha, podrá ser testigo de la maravillosa comunión existente entre la arquitectura colonial y la arquitectura Inca. Una situación bastante singular ya que una pretendía ser una imposición sobre la otra. Hoy las apreciamos con ese entendimiento, pero la belleza de su totalidad se impone al juicio de la razón.

Es en este contexto que usted inicia su periplo por la Ruta del Barroco Andino, una vez culminada su visita al Templo de la Compañía de Jesús, se dirigirá a lo que se ha venido a llamar el Valle Sur, un viaje en coche de aproximadamente 45 minutos desde el centro de la ciudad.




Imágenes del Valle Sur


Río Vilcanota
Pueblos Tradicionales
Árbol de Pisonay
Ferrocaril